José Antonio Julián ClementeRecuperamos una entrevista  a  José Antonio Julián Clemente, profesor de Didáctica de la Educación Física en la titulación de Maestro Especialista en Educación Física en la Universidad de Zaragoza (Campus de Huesca). José Antonio contestaba  a una serie de preguntas realizadas por Susana Velasco de la Revista «Tecnología y Educación«.
José Antonio Julián Clemente también tiene responsabilidad en el practicum de la misma titulación y en la licenciatura de Ciencias del Deporte, así como en el practicum del Master de Secundaria. También es Vicedecano en la Facultad de Ciencias Humanas y de la Educación para el EEES e innovación docente y está participando desde hace  dos años en la comisión de confección de los planes de estudio de los grados de Maestro de Educación Primaria y Maestro de Educación Infantil.
Pregunta: – ¿En qué situación se encuentra la universidad española en relación al empleo de las nuevas tecnologías en sus aulas? Proyectos, iniciativas presentes y futuras.
Respuesta:   Por lo que conozco, la gran mayoría de las universidades españolas han puesto en marcha programas y planes específicos para potenciar la incorporación de las TIC a las aulas universitarias. La Universidad de Zaragoza tiene desde hace varios años planes específicos. Supongo que los responsables del ICE (Instituto de Ciencias de la Educación) como responsables de la formación y actualización del profesorado, tendrán datos ??frescos ? y actualizados de la participación del profesorado. Desde mi punto de vista, como asistente a esos cursos, las caras se repiten en muchos de ellos. La problemática de estos programas y cursos, es que cada titulación tiene unas necesidades particulares y llegar a todo el profesorado es complicado.
En mi opinión, el ICE de la Universidad de Zaragoza hace un esfuerzo importante, con el que estoy contento. Desde el centro hemos solicitado esfuerzos concretos al ICE para la formación del profesorado de la Facultad y la respuesta siempre ha sido positiva. Otra cosa es la respuesta del profesorado. Por lo tanto, hay una sensibilidad clara y manifiesta por la institución. Otra cuestión es si llega a los destinatarios y si luego se aplica al aula universitaria enriqueciendo la formación de los titulados.
– ¿Qué herramientas se emplean actualmente? Actitud de los profesores y alumnos.
Creo que uno de los elementos que más desarrollo han tenido ha sido la utilización de plataformas virtuales docentes como WebCT o Moodle. Para muchos docentes ha sido una forma de ordenar sus materias y materiales docentes. Creo que hay un porcentaje medio-alto que lo utiliza. El año pasado pedí a servicio de informática datos de asignaturas dadas de alta en las plataformas virtuales, para la preparación de una ponencia y me no me lo facilitaron, pero en el diálogo con el alumnado nos comunican que se están empleando con frecuencia.
Para el alumnado supone un espacio organizado de materiales. El calendario de las plataformas ayuda a organizar y anticipar el plan de trabajo, aspecto que veo importantísimo de cara a hacer más transparente el proceso de enseñanza, que creo que es a lo que se tiende con el EEES. Las preguntas que se suelen hacer en clase como ??qué vas a dar mañana o si vas a hacer teoría o práctica, o simplemente si es o no obligatoria la asistencia ?, con este sistema desaparecen, porque la plataforma es el punto de referencia para los aspectos de organización comunes de las asignaturas.
Otra herramienta que ha tenido un incremento de uso es el correo electrónico con el alumnado. Aspecto éste, asociado a las plataformas, pero que facilita la comunicación diversa que se da en el seno de la Universidad (profesor-alumno, alumno-profesor, alumno-alumno, institución-alumnado). Como comentaba anteriormente, cada titulación tiene unas herramientas TIC que son de referencia. Es complicado generalizar las necesidades.
PortátilesLas herramientas TIC que necesita un arquitecto son diferentes a las que necesita un médico de atención primaria o un maestro. Creo que falta (en lo que conozco) una reflexión seria y profunda sobre lo que necesita un profesional y luego integrarlo organizadamente (secuenciadamente) en los grados o titulaciones, para responder a las demandas laborales de los egresados. Esto que parece lógico y que debería ser una máxima en la universidad, se desvirtúa cuando lo ??más importante ? son las materias y los profesores y no los alumnos/as. El problema es que el empleo de las TIC es una competencia transversal, es decir, es responsabilidad de todos los profesores y materias. Pero cuando ésto se lleva a la práctica NO SON DE NADIE, porque lo más importante es ??la parcelita de mi materia ? y los perjudicados son los alumnos/as que salen de la titulación sin adquirir ciertos de los aspectos básicos para el desempeño profesional.
Por ello, la sensación que tienen cuando comienzan a trabajar, es de que tienen que ??aprender la profesión ?, ya que estas herramientas forman parte del día a día de sus puestos de trabajo.