En el blog  Tech & Learning, Lesley McGilligan reflexiona sobre el uso de la pizarra digital interactiva. El principal problema es que su uso es a veces poco interactivo: los profesores monopolizan la pizarra, cuyo uso en la práctica se limita en algunos casos a una imitación de la pizarra con tiza tradicional.
Jing logoHay que cambiar, según la autora, el papel y la posición física del profesor. Ã?ste debe evitar ponerse delante de la pizarra digital, tapándola. Esto require que la clase se prepare mediante un screencast, grabando la explicación del tema con un programa como JING. Este es un ejemplo de un screencast en el canal de Mathademics sobre el Máximo Común Divisor, preparado por la profesora en casa. Lo ha preparado con auriculares y micrófono, gracias a lo cual la clase tiene el efecto de una explicación personal.
A través de los screencasts, la pizarra digital interactiva puede convertirse en una eficaz herramienta para el uso interactivo de la pizarra, con las siguientes ventajas:
1.  la clase resulta más descriptiva;
2.  más creativa y eficaz en el uso de las opciones de la pizarra digital;
3.  más económica y eficaz en palabras en tiempo. Se trata en realidad, de preparar fragmentos con un máximo de 5 minutos.
Por Jeroen Oskam