Si la lámpara de tu vídeo proyector avisa de que se agota o ya no se enciende, probablemente es que ha llegado al final de su vida útil y necesita ser sustituida.

Según los catálogos de los principales fabricantes de vídeo proyectores, en los modelos actuales esta vida útil puede estar 4.000 y 10.000 horas. Sin embargo, hay diferentes factores que pueden reducir mucho esta duración como es la acumulación de suciedad en el interior por la ausencia de mantenimiento.

Por este motivo, en la mayoría de las ocasiones la lámpara del vídeo proyector no suele tener la misma garantía que el aparato y en muchas ocasiones no suele exceder los 3 o 6 meses desde el momento de la compra.

ALGUNOS TEMAS QUE DEBEMOS TENER EN CUENTA A LA HORA DE COMPRAR UNA LÁMPARA DE SUSTITUCIÓN PARA UN VíDEO PROYECTOR.
La mayoría de las lámparas en todo el mundo son fabricadas por empresas especialistas como Philips u Osram, sin embargo es muy importante distinguir entre 3 tipos de lámparas:
Lámparas originales del fabricante
Son lámparas que se venden con la marca del fabricante del vídeo proyector como NEC, Optoma, Epson, Hitachi, etc.  La garantía de cada modelo varía en función de cada fabricante.
Lámparas compatibles
También llamadas marcas blancas como Go Lamps o Diamond Lamps. En general proporcionan el mismo rendimiento en términos de color, brillo y vida de la lámpara. Su precio sin embargo suele ser inferior (entre 20 y 30%) y en algunos casos su garantía es incluso más larga que las originales. Dentro de las lámparas compatibles, existen modelos con bulbo original y otros con bulbos compatibles; los primeros son mejores.
Lámparas de imitación

No siempre son fáciles de detectar y a menudo es necesario tener una lámpara original en su caja junto con el falso para detectar las anomalías.
La lámpara de la izquierda es una auténtica lámpara fabricada para NEC. La lámpara de la derecha es una lámpara de la marca NEC , pero no fue fabricada para ellos. Es una copia muy convincente pero es una imitación y no cumple los mismos estándares de calidad, como consecuencia su luminosidad es menor y su vida útil será más corta.

¿Cómo podemos detectar cuando una lámpara es una falsificación? Cuando la diferencia de precio entre dos lámparas originales de fabricante es muy grande, casi seguro que estamos ante una falsificación.
ALGUNOS CONSEJOS
1. Antes de sustituir una lámpara comprueba que este es el motivo real de la avería, normalmente los aparatos tienen un piloto que lo indica. En caso de dudas, si dispones de varias unidades del mismo modelo intercambia las lámparas.
2. Pide precio a diferentes proveedores  y desconfía  de aquel que te ofrece un precio muy inferior por el mismo producto.
3. Además del precio comprueba la garantía que te ofrece cada uno los productos. Un producto con una garantía más larga puede ser más interesante a pesar de tener un precio superior.
4. Siempre adquiere las lámparas de proveedores solventes que te ofrezcan garantía y sean de tu confianza. Además para poder ejercer tus derechos legales es recomendable  que tu proveedor no solo tenga una dirección física en nuestro país sino que además sea una empresa registrada en España, es decir que sea una S.L. o S.A.